Viento Volando

Ítaca

Ítaca

Para muchos olvidada.

El carro del silencio se quedó

estancado entre voces y ruidos.

Un ahora sin mirar atrás

se está quemando.

El viaje se planta

en los pasos nacidos.

El destino una flecha ardiente.

Los dedos tocan las fibras

humanas.

El viento sí que existe.

Write a Reply or Comment Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *